Páginas

domingo, 27 de noviembre de 2016

RECUPERANDO BATTLE SQUADRON PARA MEGA DRIVE

Como ya he comentado en otras ocasiones, el Commodore Amiga fue un espinita que siempre he tenido clavada. En aquella época, mis padres se negaron a comprarme uno y tuve que tirar de Commodore 64 durante bastante tiempo y cuando pude salté a una Sega Megadrive que compré con un sueldo de trabajo en verano y que llevé a casa casi a la fuerza.

De todas formas tuve la posibilidad de ver y disfrutar un gran cantidad de juegos de Amiga gracias a un amigo, que disponía de un Amiga 500 después de que le recomendara que diera el salto desde un Atari ST, ordenador que no estaba mal pero que en conjunto era algo inferior al Amiga
Recuerdo con cariño lo impactantes que me resultaban los juegos dado el salto de calidad en gráficos y sonido comparado con mi vetusto Commodore 64. El Amiga fue un ordenador increíble en la época y toda una revolución por sus capacidades gráficas y sonoras y aun hoy existe una gran base de aficionados de este ordenador y una interesante scene a su alrededor. Incluso existen mejoras de hardware que convierten al Amiga en un ordenador bastante potente en estos tiempos, como las tarjetas Vampire.


Recuerdo que me sorprendió mucho Battle Squadron. En ese momento ya me gustaban mucho los matamarcianos, pero éste en concreto me sorprendió por sus características técnicas que eran una buena demostración de lo que el Amiga era capaz de hacer.. Gráficamente estaba muy trabajado pero sobretodo también me impactó la música y especialmente los sonidos digitalizados de las explosiones al morir los enemigos. Estamos hablando del año 1989.

Dado que un Amiga era inalcanzable para mi, decidí comprar la versión del juego para mi Sega Megadrive que salió un año más tarde. La versión de Battle Squadron para esta consola sólo se lanzó en el mercado PAL y Americano (Sega Genesis), no existe versión japonesa del juego y es uno de los pocos del género que no se versionaron para ese mercado. En la mayoría de casos fue al revés, muchísimos shumps de Mega Drive no salieron de Japón.



Battle Squadron para Mega Drive se editó bajo el sello Electronic Arts y presenta un cartucho cuadrado típico de esta compañía. Es la única versión que se lanzó para una consola doméstica basada en cartuchos.  Las reediciones que se han lanzado para Windows, MacOS y Android se basan en la versión original de Amiga.
No es el único de Amiga que se versionó y fue distribuido por EA, el famoso Shadow of the Beast también tuvo su correspondiente versión de Mega Drive aunque este juego también se lanzó para otras consolas como Pc Engine o Super Nes. En aquellos años volvió a repetirse la película: me quedé prendado de Shadow of the Beast de Amiga y me compré la versión de Mega Drive por no tener el ordenador.

No se puede decir que la versión Mega Drive de Battle Squadron sea mala pero como veremos más adelante tiene algunas limitaciones, pero también alguna que otra ventaja. Pero si te gusta mucho el juego la mejor opción es jugar a la versión original de Amiga. Esto se puede hacer en un PC con un emulador como el WinUAE, o comprar la versión remasterizada para PC lanzada por Cope-Com que básicamente es la versión de Amiga como si fuera emulada y con la posibilidad de aplicar scanlines, etc. pero por lo general y dado que el juego es originalmente de baja resolución, si quieres conseguir un aspecto como el de la versión Amiga hay que dar salida de 15hz o usar un reescalador para obtener resultados mínimamente aceptables y parecidos al original. O eso o comprar un Commodore Amiga genuino y conectarlo a un televisor de tubo, claro.
El juego no ocupa toda la pantalla ni siquiera aunque se configure en modo NTSC, ya que el juego fue programado originalmente en formato PAL a 50hz a una resolución de 320x256.


Battle Squadron original de Amiga
Tengo por ahora descartado comprar un ordenador Amiga pese a que he estado tentado en muchas ocasiones. Aunque el ordenador tiene juegos excelentes, y lo recuerdo con cariño realmente no dispongo de tiempo para dedicar a tantos sistemas y prefiero dedicar además el espacio disponible a otras cosas. Además actualmente los Amiga se suelen montar con emuladores de disquetera que incorporan tarjetas SD con las que es posible cargar las roms en formato ADF del emulador evitando así el uso de disquetes. El coleccionismo de juegos originales está bastante abandonado en el sistema actualmente dada la fácil degradación que sufren los disquetes de 3,5. Es arriesgado comprar juegos originales porque pueden dejar de ser leídos por la disquetera dado los años transcurridos, así que es mejor cargarlos en formato ROM como si de un Everdrive se tratara.

Un original de Battle Squadron para Amiga es además bastante caro, en el momento de escribir estas líneas sólo había uno disponible en Ebay por casi 195 euros con el envío desde Alemania lo cual parece exagerado para un juego de este ordenador. Dado que probablemente sea uno de los mejores matamarcianos del sistema que sigue siendo muy valorado actualmente, este hecho ha causado el alto precio del original.


Recientemente he vuelto a comprar el juego para mi Mega Drive y si tienes esta consola y te gusta el juego no es una mala opción comprar esta versión, aunque es un poco descafeinada. Para empezar, el sonido del juego se ha echado bastante a perder en esta versión, las melodías son las mismas pero no suenan con tanta calidad ni son tan contundentes y como era de esperar, el sonido de las explosiones y otros elementos fueron sustituidos por sonidos más genéricos y sosos. El aspecto sonoro es probablemente lo que más sale perdiendo.. Las capacidades sonoras de Mega Drive no son malas (y si no que se lo digan a juegos como Thunder Force IV) pero era necesaria bastante dedicación para sacarle jugo, y los sonidos digitalizados no eran su punto fuerte. Competir con un Amiga en este apartado era realmente complicado, sin embargo creo que podrían haberse conseguido resultados mejores.

Por desgracia también hay recortes en los gráficos, no solo en la calidad de los gráficos en sí mismos, sino también en la desaparición de elementos de los escenarios, no demasiado justificadas. Tampoco es que sea algo como para ponerse las manos a la cabeza, y de hecho si no te pones a comparar con la versión de Amiga no te das ni cuenta, pero las diferencias están ahí. A nivel de animaciones, la versión de Mega Drive también está un poco recortada aunque dadas las características del juego tampoco es algo que se note en exceso.

Aquí una de las diferencias más evidentes, a la derecha en la versión de Mega
Drive desaparece un buen trozo de escenario, difícilmente justificable.

Aun con estos recortes, es una versión muy disfrutable que se juega de forma muy parecida, aunque con matices. Si se juega e la versión de 60hz porque tenemos la consola modificada, o tenemos una Mega Drive japonesa, el juego además de ocupar toda la pantalla (lo cual se agradece y gana en este sentido respecto a la de Amiga) se ejecuta a mayor velocidad y puede notarse un tanto demasiado rápida. Como es lógico la versión PAL 50hz corre a la misma velocidad que el original de Amiga.

Además, se comenta que la versión de Mega Drive tiene un mayor nivel de dificultad que el original, lo cual sumando a su mayor velocidad si jugamos a 60hz hace que se vuelva un juego más complicado que la versión de Amiga.

Si queréis profundizar en las diferencias entre versiones podéis acudir a ESTA página, donde se detallan las diferencias, aunque en general la versión de Mega Drive gana en algunos aspectos, en términos generales es peor que la versión de Amiga, pero como decía antes es una versión perfectamente disfrutable.

Si tenéis la consola, no tenéis un Amiga y os gusta el juego como para tenerlo en formato físico, la versión Mega Drive no está nada mal, es fácil de encontrar y barato.

1 comentario:

fcobaena2 dijo...

Bueno, solo queria comentar que como alternativa a la emulación tambien existen máquinas fpga como mist, que por 200€ te dan una implementación prácticamente perfecta del amiga, atari st, toda la gama de ordenadores y consolas de 8 bits, con mismas resoluciones y frecuencias y encima con hardware moderno y la comodidad de poder meter cualquier juego por sd al igual que harías con un everdrive y dando en la mayoría de las ocasiones la mismas sensaciones.
En una caja que ocupa más o menos el mismo espacio que 3 cajas de cd/dvd apiladas. Con la comodidad incluso de poder usar joystick de las máquinas originales o cualquiera usb. Además de poder usar ratones y teclados estándar usb e incluso inalámbricos.